Sexo y género

Diferencias conceptuales

 

No existe «la mujer» desde la única definición del sexo biológico, como constructo social (abstracción creada a partir de un conjunto de estereotipos); existen «las mujeres» que desempeñan distintos roles y conforman identidades distintas que solo se pueden definir desde la perspectiva del género. Por ello, debe destacarse que, al no existir una definición de la palabra género en español acorde con esta perspectiva, se están anulando las distintas visiones de las distintas mujeres, que conforman más de la mitad de la Humanidad.

 

Y así como es necesario definir género en español para evitar el ninguneo de las distintas facetas del término en relación con las cuestiones que afectan concretamente a las mujeres (su imagen en los medios,en concreto), también lo es establecer cuáles son las áreas sociales (más generales) fundamentales para definir qué mujeres «están» en la sociedad y cómo son: salud, trabajo, investigación, educación, leyes... y, sobre todo, los medios de comunicación.

 

La diferencia entre discriminación sexual (o sexismo) y exclusión de género no está muy clara aún en nuestra sociedad. De hecho, cualquier tipo de desigualdad en el tratamiento dado a las personas de ambos sexos en los distintos ámbitos sociales, así como la ocultación en las representaciones sociales por razón de su sexo, se definen sin diferenciar estos términos, como si significaran lo mismo.

 

Esta relación se explica desde una perspectiva social: la mujer en relación con el varón (como centro o ejemplo) en la sociedad. Al comparar a la mujer con el ejemplo previo (masculino) que es base de la conducta social (podríamos decir, buena), la mujer debe llegar a ese nivel; generalmente no vale tanto como el varón en la comparación y queda excluida del conjunto, dándose así la exclusión de género (no queda excluida por ser mujer, sino que como individuo mujer no llega socialmente al nivel del individuo varón).

 

Estas y otras cuestiones relacionadas con las diferencias entre sexo y género, serán las que vayamos analizando en esta web para poder desentrañar el complejo entramado de las diferencias conceptuales del binomio sexo-género, fácilmente confundido por neófit@s.